viernes, marzo 6

Cuatro encargos para una boda.

La historia empieza cuando Joana vino a Oslo. Su hijo se casaba y quería un tocado hecho a medida. Le gustó mucho el tocado Berlín y decidimos hacer una versión con tejidos de Gratacós, del traje pantalón que llevaría en la boda. Añadí también tul plumetti, tul bordado en plata, seda y tul de seda. Estaba guapísima.


Después vino Neus, la madre de la novia, y me encargó montar una peineta para ella, con unas flores que había comprado y telas de Gratacós.  

Mariona, la novia, acompañó a su madre a recoger la peineta y le gustó la idea de poder llevar un tocado hecho a medida. Venían de Mireia, la tienda de novias de Travesera de Gracia, donde se compró el vestido.  Utilicé un motivo de tul bordado que se repetía en el vestido de novia, le añadí unas plumas blancas de ánade real y grosgrain.

Por último Núria, la hermana de la novia, me encargó una peineta de plumas de flamenco,  avestruz, grosgrain, pelo toscana y pieza vintage de latón.



Ha sido una gran experiencia trabajar con tantas mujeres de la misma familia, la emoción de siempre multiplicada por 4.

LinkWithin

Related Posts Plugin for Blogger